¿Qué diferencia hay entre una afeitadora rotativa y una de láminas?

Una de las preguntas que más se repite entre quienes van a comprar su primera afeitadora eléctrica es saber qué diferencia hay entre las afeitadoras rotativas y las de láminas, y si una de las dos es mejor que la otra.

En este artículo podrás ver que las afeitadoras de láminas suelen ser más recomendables para una gran mayoría, aunque las rotativas también tienen su público. Voy a contarte por qué.

Así es como funcionan

Las afeitadoras de láminas cuentan con unas barras metálicas con pequeños orificios, y dentro de estas barras hay cuchillas que se mueven horizontalmente. Cuando te afeitas con una de ellas, los pelos van entrando en esos agujeros y son cortados por las cuchillas.

Cabezal afeitadora de láminas
En esta imagen promocional de Braun puedes ver la configuración del cabezal de la Braun Series 9 Pro

La mayoría de afeitadoras de láminas tienen varias de estas láminas para poder afeitar mayor cantidad de vello en una sola pasada, y las más sofisticadas usan también una lámina específica para el pelo más largo o “rebelde”.

En las afeitadoras rotativas el principio es el mismo: una barra metálica con pequeñas ranuras y dentro unas cuchillas que cortan el pelo. Sin embargo, su diseño es circular, y generalmente cuentan con 3 cabezales.

Además, cada cabezal puede tener un par de “anillas” con cuchillas, lo que permite a los fabricantes (principalmente Philips, que es el que más apuesta por este tipo de afeitadoras) diseñar una anilla para el afeitado del pelo más corto y otra para el pelo más largo.

Puede que te interese leer:

¿Con qué tipo de vello funcionan mejor?

Hay un motivo por el que las afeitadoras de láminas son las más comunes, y es el propio diseño del cabezal y las cuchillas, que facilitan el movimiento habitual arriba-abajo que hacemos cuando nos afeitamos.

El diseño del cabezal también hace que la afeitadora de láminas sea más fácil de usar en la mayor parte de la cara (mejillas, bigote y perilla) así como en el cuello, y por ello generan menos irritación en estas zonas.

Sin embargo, tienen un único talón de Aquiles, y son los pelos más gruesos y/o que crecen en distintas direcciones. Aquí entra en escena la afeitadora rotativa, que muestra un mejor desempeño con este tipo de vello, puesto que sus cabezales redondos precisamente recogen mejor el pelo rebelde.

Cuchillas en una afeitadora rotativa
Las ranuras de los cabezales de una afeitadora rotativa atrapan mejor el pelo en distintas direcciones

Y no solo por el diseño circular de sus cabezales. Si te fijas en la imagen, puedes ver que Philips emplea en algunas de sus afeitadoras unas ranuras con formas variadas, pensadas para ir atrapando el pelo en distintas direcciones a medida que vamos haciendo movimientos circulares con la máquina.

Las afeitadoras rotativas también tienen una adaptación mejor en la línea del mentón y bastante buena en el resto de partes de la cara, pero en el cuello es una afeitadora mucho menos eficiente que la de láminas.

¿Qué dice un barbero experto al respecto?

Durante mi viaje en Ciudad de México fui a cortarme el pelo a La Moustache, extraordinaria barbería clásica regentada por Ernesto, y que lleva más de 50 años operando en el precioso barrio de La Condesa. Aprovechando la visita quise contar con su opinión experta sobre esta cuestión.

Su opinión es que “las afeitadoras de láminas dan un mejor apurado y permiten perfilar mejor las líneas de la barba, y por eso son las que usamos los barberos; pocas afeitadoras rotativas verás en una barbería”. Esto tiene todo el sentido del mundo, habida cuenta del diseño del cabezal.

Compartí con Ernesto una idea que se tiene al respecto de las afeitadoras rotativas, y es que suelen irritar más en pieles sensibles, y me daba la razón: “por la manera como se usan, con esos movimientos circulares, y al haber más cuchillas en cada cabezal, pueden irritar más la piel”.

Si bien, precisamente es esto lo que las hace más fáciles de usar por parte de alguien poco habituado a usar una afeitadora eléctrica: “requieren poca técnica y no necesitas pensar mucho lo que estás haciendo, simplemente vas pasando la máquina por toda tu cara con movimientos circulares, y ya”.

Eso sí, también añadía que por esa mayor irritación, es muy recomendable usar gel de afeitar cuando usas una afeitadora rotativa, mientras que con una afeitadora de láminas “no suele ser necesario”.

Ernesto también coincidía conmigo en que las afeitadoras rotativas funcionan bien “con barbas pobladas y con vello ondulado, que cuesta más de afeitar con una afeitadora de láminas”, aunque en estos casos, me decía, los barberos “solemos usar una navaja de afeitar”.

Sin embargo, no somos barberos, y para afeitarnos en casa resulta mucho más cómodo una afeitadora eléctrica que una navaja o cuchilla tradicional.

Conclusiones: ¿Para quién están pensadas las afeitadoras de láminas? ¿Y las rotativas?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, se puede concluir que las afeitadoras de láminas son recomendables para:

  • La mayor parte de los hombres.
  • Quienes tienen la piel sensible.
  • Quienes tienen prisa y/o no quieren usar gel o espuma de afeitar.
  • Arreglar y perfilar la barba (por ejemplo, dejar la barba pero afeitar el vello del cuello).

Por su parte, las afeitadoras rotativas tienen su público en:

  • Hombres que tengan el vello facial rebelde, orientado en múltiples direcciones (frecuentemente chicos jóvenes o en la pubertad).
  • Quienes quieran afeitarse de buena mañana sin tener que aplicar una técnica muy depurada.
  • Hombres cuya piel no suela irritarse con facilidad.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like